Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017

Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017

Por Federico Bernal

El desempeño del sector energĂ©tico en estos dos años de gobierno de Mauricio Macri acumula elementos negativos: a la caĂ­da de la producciĂłn se suman el retroceso de YPF en beneficio de Shell –la multinacional de donde proviene el ministro Aranguren–, el incremento de la dependencia y el deterioro de la balanza comercial.
 
BioquĂ­mico egresado de la UBA. Especializado en BiotecnologĂ­a y MicrobiologĂ­a Industrial. Ex becario del INTA. Dirige el Observatorio de la EnergĂ­a, la TecnologĂ­a y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC). Es investigador de la Universidad Nacional de LanĂșs y docente de la Universidad Nacional de Moreno. Ha escrito numerosos libros en la cuestiĂłn energĂ©tica. Escribe y es consultado regularmente en diversas publicaciones especializadas y diarios del paĂ­s, la regiĂłn y del mundo. Su Ășltimo trabajo,“La estafa del tarifazo”, saldrĂĄ publicado en abril de 2018, editorial Colihue.


-A A +A

Juan JosĂ© Aranguren se presentĂł por primera vez en pĂșblico el 15 de diciembre de 2015. AllĂ­ anunciĂł que, en los prĂłximos dĂ­as, su cartera habrĂ­a de declarar la emergencia energĂ©tica nacional. De no tomar urgentes “medidas correctivas”, explicĂł el aĂșn accionista del Grupo Shell (no alcanza con haber vendido las acciones sino comprometerse formal y oficialmente a no recomprarlas una vez concluido su mandato), el colapso energĂ©tico y elĂ©ctrico serĂ­an catastrĂłficos. Y esto, supuestamente, porque los gobiernos anteriores habĂ­an dejado al paĂ­s sin gas, petrĂłleo, combustibles, capacidad de generaciĂłn, inversiones y nueva infraestructura capaces de abastecer tanto la nueva demanda como la insatisfecha. Igual para la dependencia energĂ©tica y el dĂ©ficit comercial del sector, que aparentemente rayaban lo incompatible con la seguridad econĂłmica nacional. Se trataba, lĂłgicamente, de las tradicionales excusas para justificar el aĂșn mĂĄs tradicional ajuste neoliberal, en este caso aplicado a la energĂ­a. Debajo, se propone un balance del sector para los dos primeros años de Mauricio Macri, mĂĄximo responsable de haber otorgado a la multinacional petrolera angloholandesa Shell el control de la polĂ­tica energĂ©tica argentina.

PetrĂłleo

CerrĂł en 2017 cayendo un 6,3%, la peor caĂ­da desde 1999 y los niveles mĂĄs bajos de producciĂłn desde 1992. Respecto de 2015, una retracciĂłn acumulada del 10%. Todas las provincias productoras extrajeron en 2017 menos petrĂłleo que en 2015. Por ejemplo, la mĂĄs importante de ellas, Chubut, se desplomĂł un -12%. La magnitud de la caĂ­da es tal que los niveles chubutenses son los mĂĄs bajos desde 2003. Por su parte, las importaciones de petrĂłleo de 2016 y 2017 (sumadas) son un 44% superiores a las de 2008 y 2015, y equivalen a un 78% de todo el petrĂłleo importado durante los tres gobiernos precedentes, esto es, entre 2003 y 2015. De las cuencas Neuquina y del Golfo San Jorge se extrajo, en 2017, el 89% del crudo producido en el paĂ­s. Pues bien, la producciĂłn de la primera cayĂł 4,2% en 2017 (6,4% menos desde 2015) y la de la segunda, un 7,5% (12% menos desde 2015). Por Ășltimo, cabe añadir que, desde la asunciĂłn de Aranguren, el precio internacional del WTI se recuperĂł un 55% (a diciembre de 2017). A pesar de ello, se dio la declinaciĂłn en la producciĂłn que fuera descripta.

Gas

CerrĂł su producciĂłn en 2017 cayendo un 1%, la primera caĂ­da desde 2014. Si bien en 2016 habĂ­a crecido un 4,9%, no puede dejar de mencionarse que el 91% de dicho crecimiento obedeciĂł a un Ășnico yacimiento, puesto en marcha en 2013 pero que reciĂ©n comenzĂł a producir en febrero de 2016. En otras palabras, del 4,9% de expansiĂłn, 4,4 puntos porcentuales obedecen al aporte de un megayacimiento gasĂ­fero proveniente de la “pesada herencia” (Vega PlĂ©yade, Tierra del Fuego). Al analizar la producciĂłn por provincia, se advierte que, a excepciĂłn de NeuquĂ©n, Tierra del Fuego y RĂ­o Negro, las restantes extrajeron menos cantidades en 2017 que en 2015. No obstante, las tres que crecieron lo hicieron desacelerando fuertemente su producciĂłn respecto de 2016 y, en algunos casos, de 2015. NeuquĂ©n, que explica la mitad del gas extraĂ­do, redujo su tasa del 7,5% en 2015 a un 2% en 2017. En cuanto a las importaciones de gas,las de 2017 ya superaron las de 2015 en un 4%, año duramente criticado en materia energĂ©tica por quienes hoy administran el paĂ­s. Lo acontecido especĂ­ficamente con el gas no puede divorciarse de las adecuaciones tarifarias y del precio del gas en boca de pozo tomadas desde 2016 a la fecha, adecuaciones que, segĂșn explicĂł el Ministerio de EnergĂ­a en infinidad de resoluciones y documentos, supuestamente ofrecĂ­a una “soluciĂłn integrada y previsible al suministro de gas, (
) que ayuda a recuperar la producciĂłn y reducir las importaciones”. A dos años de tarifazo, la producciĂłn cayĂł y las importaciones aumentaron. Al frente de estas Ășltimas, directa e indirectamente,se encuentra Shell, vĂ­a compras a Chile como de GNL, variante en la que la firma angloholandesa cuadruplicĂł su participaciĂłn entre 2016 y 2017. Es importante agregar que, de haberse cuidado la producciĂłn de NeuquĂ©n, no hubiese sido necesario importar gas desde Chile (ni su equivalente en GNL).

RegalĂ­as

Santa Cruz perdiĂł, en concepto de regalĂ­as petroleras, entre enero y octubre de 2017, sobre iguales meses de 2015, 88 millones de dĂłlares (30% de caĂ­da medida en la misma moneda). Los nuevos precios del gas en boca de pozo no pudieron compensar, al aportar un adicional de aproximadamente 20 millones de dĂłlares en igual perĂ­odo. Chubut perdiĂł 80 millones en petrĂłleo (-25%) y recibiĂł un adicional de apenas 13 millones en gas; Mendoza, 36 millones (-19%) contra 8 millones; RĂ­o Negro, 28 millones (-29%) contra 20 millones. La excepciĂłn fue NeuquĂ©n, ya que perdiĂł 105 millones en petrĂłleo (-35%) pero recibiĂł un adicional en gas de 237 millones. La diferencia entre esta Ășltima jurisdicciĂłn y las restantes –solo por su capacidad gasĂ­fera– lesiona el federalismo y refleja un grave problema de unitarismo provincial hidrocarburĂ­fero apuntalado por la actual administraciĂłn.

Combustibles

Entre 2016 y 2017, YPF, Shell, Axion y Trafigura mejoraron sus ventas de combustibles al pĂșblico (en volumen). Su ascenso fue muy superior al descenso registrado por Petrobras y Oil Combustibles, entre otras. Ahora bien, sucede que el ascenso –las nuevas ventas– se repartiĂł muy desigualmente: YPF un 9%, Shell un 58%, Axion un 3% y Trafigura un 26%. Trafigura, cabe recordar, empresa holandesa, acaba de adquirir la refinerĂ­a de Pampa EnergĂ­a y su cadena de estaciones de servicio (Petrobras). En otras palabras, Shell y Trafigura (a la sazĂłn, angloholandesa y holandesa) absorbieron un 84% de las nuevas ventas de combustibles entre el primero y segundo año de mandato de Macri. A nivel mercado interno, la demanda de naftas y gasoil creciĂł 3,4% entre 2017 y 2015. Si cruzamos esta expansiĂłn con la obtenciĂłn de estos productos por parte del parque de refinaciĂłn local que apenas aumentĂł un 0,6%, vemos pues que la mayor demanda se estĂĄ compensando con un aumento de las importaciones. ÂżCuĂĄnto crecieron? Un 31% desde 2015. En este sentido, comparando el bienio 2016/17 vs. 2014/15 vemos que las compras externas de naftas y gasoil de todas las empresas del sector, a excepciĂłn de YPF, registraron aumentos. La primera fue Shell, con un 138%. La diferencia respecto del resto es notable, sobre todo con YPF, que se contrajo un 44 por ciento.

RefinaciĂłn

El crudo refinado extranjero saltĂł del 3% en 2015 al 4,2% en 2017, un porcentaje histĂłrico. A la cabeza de la utilizaciĂłn del crudo importado por las refinadoras estĂĄ Shell, con un incremento del 242% considerando el bienio 2016/17 vs. 2014/15. YPF, por su parte, cayĂł un 32%. Los volĂșmenes obtenidos de subproductos derivados del petrĂłleo fueron, en 2017, inferiores a los de 2015 en un 5,5%. En cuanto a la obtenciĂłn de naftas y gasoil, aumentaron un 0,6% entre iguales años. El crudo refinable de origen local provino, en 2017, en un 90,5% de las cuencas Neuquina y del Golfo de San Jorge. SucediĂł que, ese mismo año, su participaciĂłn en el total de crudo refinable a nivel nacional cayĂł 3,6% (un 8% desde 2015), mientras que el extranjero subiĂł un 37% (un 29% desde 2015). AquĂ­ estĂĄ la explicaciĂłn bĂĄsica de por quĂ© la producciĂłn nacional de petrĂłleo viene cayendo, a pesar de la recuperaciĂłn de los precios internacionales. Si bien la extranjerizaciĂłn del petrĂłleo que ingresa a las refinerĂ­as del paĂ­s es alarmante, el parque de refinaciĂłn todavĂ­a se abastece en mĂĄs de un 95% con crudo argentino. No obstante, el tarifazo de los combustibles ya nos ubica con precios por encima de los de Chile, que importa el 100% del petrĂłleo que refina, y camino a igualar los de Uruguay, entre los mĂĄs caros del planeta, tambiĂ©n importador del 100% del petrĂłleo procesado.

Dependencia energética y balanza comercial

La dependencia mide el peso de las importaciones en la demanda local (a mayor participaciĂłn, mayor dependencia de fuentes forĂĄneas). Pues bien, la petrolera aumentĂł a su nivel mĂĄs alto desde 2011, casi cuadruplicando la de 2015, aunque, si consideramos los dos años de macrismo, estamos en presencia de la peor marca de los Ășltimos veinte años (desde 1997/98). Igual derrotero siguieron la dependencia gasĂ­fera y la de combustibles: en 2017, por arriba de 2015. LĂłgicamente, la combinaciĂłn entre demandas estancadas o levemente inferiores, menores producciones e importaciones en exponencial ascenso agudizaron la dependencia energĂ©tica. En relaciĂłn con la balanza comercial energĂ©tica, entre 2016 y 2017 empeorĂł un 25%, al saltar de 2.561 millones de dĂłlares a 3.207 millones.

YPF

Se trata, ademĂĄs de una empresa propiedad del Estado nacional emblema del pueblo argentino, de la primera productora de gas y petrĂłleo del paĂ­s. La producciĂłn de gas cayĂł 2% en 2017 (descontando la compra de dos yacimientos importantes a fines de 2016). Es la primera caĂ­da desde 2012 (YPF creciĂł sin pausa entre 2013 y 2016, inclusive). En petrĂłleono hace falta restar nada: la disminuciĂłn fue del 5%. MĂĄs allĂĄ de la magnitud del hundimiento, es la primera declinaciĂłn desde 2011 (se habĂ­a crecido entre 2012 y 2016, inclusive). ÂżQuĂ© ocurriĂł? YPF redujo fuertemente sus inversiones, en una actitud comĂșn a las principales productoras. Esto se vio reflejado en su actividad perforadora: 63% menos de pozos perforados en 2017 respecto de 2015. Tan agudo fue el derrumbe, que se ubicĂł un 16% debajo de la perforaciĂłn de 2009. En el terreno de los combustibles (medido en ventas de naftas y gasoil al pĂșblico), YPF sufriĂł una retracciĂłn de 3 puntos porcentuales, al bajar del 58% en 2015 al 55% en 2017. No hay otra petrolera/refinadora que haya experimentado tamaño retroceso. De hecho, la segunda empresa en cuota de mercado, Shell, se expandiĂł prĂĄcticamente lo mismo que perdiĂł YPF.

ProyecciĂłn 2018/19

El decreto 962 liberĂł las importaciones de petrĂłleo y combustibles, mientras que habilitĂł exportaciones de gas natural sin compromiso de reimportaciones –como venĂ­a siendo bajo el decreto 893 de julio de 2016–. El panorama descripto hasta aquĂ­ empeorarĂĄ al ritmo de una mayor desregulaciĂłn, extranjerizaciĂłn y concentraciĂłn del sector. La demanda de servicios pĂșblicos energĂ©ticos y en combustibles se mantendrĂĄ estancada o a la baja, pudiendo la administraciĂłn Macri abastecer la demanda sin necesidad de aumentar la producciĂłn de gas y de petrĂłleo, asĂ­ como la refinaciĂłn de crudo (dĂ©jĂ vu noventista). En estecontexto, merece especial menciĂłn el nuevo Plan Gas (ResoluciĂłn E-46), basado en claros objetivos de exportaciĂłn y que agudizarĂĄ la desigualdad hidrocarburĂ­fera provincial, lesionarĂĄ gravemente los intereses de YPF, generando incertidumbre en materia de producciĂłn tanto a nivel nacional como en la propia Cuenca Neuquina, esto Ășltimo segĂșn manifestaciones de las propias empresas.

Conclusiones

Ninguno de los pronĂłsticos de colapso y diagnĂłsticos de crisis esgrimidos por la actual administraciĂłn en su anĂĄlisis de la herencia energĂ©tica recibida fue correcto. Esto es fundamental aclararlo porque el empeoramiento del sector en los dos años de administraciĂłn macrista, segĂșn describimos, no obedece a la imposibilidad de revertir la “pesada herencia” o a la gravedad de la misma y la necesidad de profundizar el ajuste. Por el contrario, obedece a la discontinuaciĂłn, abrupta y deliberada, de una ostensible y sostenida recuperaciĂłn iniciada al menos cuatro años antes. En pocas palabras, la involuciĂłn energĂ©tica de la gestiĂłn Macri se diono solo en simultĂĄneo con el dramĂĄtico aumento de los precios del gas en boca de pozo, de las tarifas y de la rentabilidad de un grupo concentrado de actores privados (muchos de ellos socios y/o parte del Poder Ejecutivo), sino tambiĂ©n dilapidando cuatro años de recuperaciĂłn heredada. Y esto, precisamente, es lo mĂĄs grave de todo y lo que pinta de cuerpo entero la estafa que significa el tarifazo.
A modo de perfecta sĂ­ntesis de estas conclusiones, nada mĂĄs oportuno que recurrir a esta frase de Aranguren del 15 de diciembre de 2016, al inaugurar la Primera Jornada Nacional de Eficiencia EnergĂ©tica: “La gente acepta el cambio cuando reconoce una necesidad. Y esa necesidad la puede reconocer en medio de una crisis. Y para nosotros crisis, necesidad y cambio son procesos irreversibles
”. La polĂ­tica energĂ©tica de Shell al frente del ministerio, avalada por Macri, tuvo un Ășnico y definido objetivo: provocar una crisis (donde no la habĂ­a) de tal forma de generar en la poblaciĂłn la necesidad de aceptar un cambio. Por “cambio” se entiende, obviamente: exponencial tarifazo (encarecimiento de la energĂ­a), drĂĄstica reducciĂłn de hĂĄbitos de consumo energĂ©tico que nos acercaban a paĂ­ses del Primer Mundo, desregulaciĂłn masiva, retorno a las privatizaciones, liberalizaciĂłn de importaciones, reapertura exportadora, concentraciĂłn y ganancias abusivas de empresas del sector.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 79: PACTO SOCIAL


DESCARGAR - VER
NÂș 78: voces en el fenix


DESCARGAR - VER
NÂș 77: CONURBANO


DESCARGAR - VER
NÂș 76: INDUSTRIA Y DESARROLLO


DESCARGAR - VER
NÂș 75: FormaciĂłn Docente


DESCARGAR - VER
NÂș 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
NÂș 73: ELITES


DESCARGAR - VER
NÂș 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
NÂș 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
NÂș 70: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 67
UN LUGAR BAJO EL SOL

Relaciones Internacionales

ArtĂ­culos de este nĂșmero

Mario Rapoport
Sobre el libre comercio y las polĂ­ticas de apertura del sector externo
MarĂ­a Cecilia MĂ­guez
Las bases de la polĂ­tica exterior del gobierno de la alianza Cambiemos
Leandro Morgenfeld
Macri, con Obama y Trump: persisten las dificultades bilaterales
Cecilia NahĂłn
América latina en el G-20: continuidades y rupturas de la agenda regional (2008-2018)
Enrique J.M. Manson
PolĂ­ticas exteriores alternativas
Carlos Escudé
Realismo social: una polĂ­tica exterior al servicio del pueblo
Alejandro Simonoff
Las corrientes de pensamiento predominantes de la polĂ­tica externa argentina
AgustĂ­n Crivelli
El actual comercio exterior argentino (des)administrado
Julio C. Gambina
La posiciĂłn argentina frente a la OMC
Jorge Gaggero y Juan Valerdi
La Argentina y las “guaridas fiscales”
Julio Sevares
Relaciones ALC-China, oportunidades y desafĂ­os
Eduardo Daniel Oviedo
Las relaciones argentino-chinas a dos años de la alternancia política
Edmundo AnĂ­bal Heredia
RegionalizaciĂłn y relaciones trans-nacionales
Eduardo Madrid
El nuevo papel de Brasil en la polĂ­tica exterior argentina y viceversa
Jorge Gonzalorena Döll
Las relaciones entre Argentina y Chile
Ricardo Vicente
Guatemala: el primer golpe de la CIA en América latina
Federico Pinedo
Malvinas
Miryam Colacrai
La Argentina y sus intereses antĂĄrticos. Proyecciones de su accionar en un contexto complejo
Gladys Lechini
Voces argentinas en África, al ritmo de los impulsos
Federico Bernal
Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017
Andrés Musacchio
El Mercosur en la mesa de saldos: las negociaciones en pos de un acuerdo de libre comercio con la UniĂłn Europea
NoemĂ­ Brenta
Argentina, la rémora del sector externo

Newsletter