UREE: Campaña de Uso Racional de la Energía Eléctrica implementada en la provincia de Río Negro

UREE: Campaña de Uso Racional de la Energía Eléctrica implementada en la provincia de Río Negro

Por María del Carmen Rubio

La experiencia de Río Negro muestra cómo a través de la información y capacitación de los ciudadanos se puede llegar a un uso eficiente y responsable de la energía eléctrica que permita enfrentar y evitar los problemas de abastecimiento.
 
Mg. en Economía Energética - Ingeniería Industrial con Orientación Eléctrica. Master en Economía y Política Energética y Ambiental (Fundación Bariloche)


-A A +A

Que la República Argentina atraviesa por una situación energética complicada ya no es ninguna novedad, como tampoco lo son las causas por las que se llega a ella, entre las que podemos mencionar la falta de inversión en el sector, la falta de planificación, las deficiencias regulatorias del modelo vigente y el continuo crecimiento de la actividad productiva en los últimos años. Siendo este último el argumento más utilizado por el Estado para relativizar la crisis. La realidad es que el sistema nacional de energía está al límite de su capacidad técnica.

Como paliativo a esta situación, a lo largo de estos años a nivel nacional se han ido instrumentando distintas medidas tendientes al uso racional de este recurso tan importante para la actividad productiva y la consecuente generación de puestos de trabajo. En el ámbito nacional se propuso aplicar un sistema de premios y castigos sobre los usuarios a través de una resolución emitida por la Secretaría de Energía de la Nación. En reglas generales, todo usuario que tuviera un consumo mayor al registrado en el mismo período del año anterior debía pagar un recargo. La justificación de esta medida se basaba en el hecho de que la energía que consumimos los argentinos procede mayormente de recursos no renovables, nuestra matriz energética es altamente hidrocarburífera. No obstante esto, las medidas impuestas castigaban al crecimiento productivo.

Partiendo de un criterio de solidaridad compartida en procura del beneficio general de los argentinos, Río Negro adhiere a los objetivos del programa pero sin la aprobación del sistema de premios y castigos, sino que diseña una ambiciosa campaña de concientización en el uso racional de la electricidad.

Con el convencimiento de que el uso racional debe formar parte de nuestra cultura, y una vez instaurado el tema entre los usuarios se logra un aporte importante en la sustentabilidad del sistema y resultados a largo plazo perdurables, se diseñó el modelo. El objetivo era lograr que los rionegrinos tomen conciencia de lo que significa tener energía disponible. Darles información sobre los mecanismos que se utilizan para la obtención de la misma, cómo se produce, y los recursos que se requieren (como dijimos, en su mayoría no renovables), para que con ello decidan un uso más eficiente.

A partir de esta toma de conciencia colectiva comienza a tener importancia y sentido el hacer un uso racional de estos recursos. Uso Racional de la Energía Eléctrica (UREE), no significa no usar, ni no poder utilizar los elementos que nos brinda la tecnología disponible en el mercado. Por lo contrario, nos permite evaluar al momento del uso de un determinado equipamiento, si existe otro en el mercado de las mismas prestaciones y que requiera menos energía, es decir, más eficiente.

Cuando somos racionales, utilizamos lo óptimo, lo justo y lo necesario. Ser conscientes de que esos recursos que se pierden con luces encendidas que no estamos usando, equipos prendidos que no utilizamos, acondicionadores de aire con temperaturas demasiado bajas, etc., los ahorramos y pueden ser utilizados de manera más óptima por nosotros mismos para otro tipo de uso o por otros usuarios del sistema.

La campaña apuntó a una amplia difusión de la problemática y a las acciones que todos podemos adoptar en materia de UREE, y que requieren un mínimo esfuerzo de cada uno. El fin es generar excedentes de energía en el sector residencial, que puedan ser utilizados para asegurar el abastecimiento de aquellos usuarios que, como las industrias, ven incrementadas sus necesidades de energía producto del crecimiento del nivel de actividad económica, y no pueden restringir su uso sin afectar la producción y el crecimiento del empleo.

La crisis actual de nuestro sistema energético se encuentra en todas las etapas de la cadena energética, generación, transporte y distribución. Las causas son diversas como ya dijimos y un UREE no las va a solucionar. Para ello, se requieren políticas energéticas sustentables, medidas económicas acordes a los requerimientos, cambios regulatorios, entre otros. Pero el UREE, definitivamente, mitiga los problemas, permite ahorrar recursos y establece una política de eficiencia a largo plazo. En síntesis, se puede decir que los beneficios de un UREE son:

* Ahorramos energía.

* Ahorramos inversiones en la cadena energética.

* Disminuimos el costo de la factura energética.

* Permite mejoras tecnológicas: cuando las personas empiezan a elegir sus artefactos por la eficiencia, no por el precio, eso directamente provoca mejores tecnologías.

* Disminuye la afectación al medio ambiente.

A partir del 2004 la provincia de Río Negro empezó a instrumentar su propio programa de uso racional de la electricidad. Este programa se puede separar en tres partes:

1) Difusión general

La difusión del programa de uso racional de la electricidad ha comprendido una serie de publicidades sobre el tema en los distintos medios de comunicación, radio, televisión y periódicos, de la provincia. También en los municipios y oficinas públicas se brindó información, folletería y cartelería relacionada con el tema.

Para llegar al sector residencial, en una primera instancia se decidió adjuntar a cada factura de electricidad un folleto explicativo sobre cómo ahorrar energía, con esta herramienta llegamos aproximadamente a 200 mil usuarios provinciales del servicio eléctrico.

Se agregó información sobre el tema en la página web del Ente, junto con una aplicación que permite que los usuarios puedan hacer el cálculo de la energía que consume cada tipo de aparato eléctrico, y de esta manera empezar a concientizarlos sobre el concepto de eficiencia.

Se prepararon stands institucionales para participar de las principales fiestas populares de la provincia, como la Fiesta Nacional de la Manzana, la Fiesta Nacional de la Pera, etc. En estos stands, además de brindar información general sobre las funciones del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) con relación al UREE, se puso a disposición de los usuarios un módulo de autoconsulta. Allí los visitantes pudieron usar una plataforma con contenidos referidos al uso racional de la electricidad, con consejos y simulaciones de consumo, con las mismas características que el que está disponible en la web. Por otra parte, durante las temporadas vacacionales, en los principales centros turísticos rionegrinos, como el balneario Las Grutas y la ciudad de San Carlos de Bariloche, se realizó una campaña de difusión importante. Se distribuyeron folletos informativos y se dieron consejos para usar racionalmente la electricidad. Estos centros de turismo presentan una marcada estacionalidad de consumo, que conlleva a una serie de problemas en el abastecimiento energético de los mismos en cada temporada.

2) Capacitación en las escuelas

Se ha puesto un acento muy especial en el desarrollo de este programa de uso racional de la electricidad en los niños y jóvenes, ya que se convierten en un efecto multiplicador de difusión en la sociedad de magnitud importante. Se firmó un convenio con el Ministerio de Educación de la provincia con el objeto de realizar una serie de actividades en las escuelas de la provincia, relacionadas con el tema.

Dentro de este convenio se fijo una capacitación brindada por el EPRE a todos los alumnos de los últimos dos años de las escuelas técnicas, a partir del año 2008.

El programa de capacitación incluyó los siguientes temas.

* Uso racional de la electricidad.

* Fuentes de energía eléctrica.

* Transformación de la energía.

* Crisis energética.

* Consumo de energía y medio ambiente.

* Calentamiento global - cambio climático.

* Uso racional y eficiente de la energía.

* Energía alternativa.

* Herramientas y cambios de hábitos.

Prevención de accidentes eléctricos en el hogar

* Efectos fisiológicos del accidente eléctrico.

* Riesgo eléctrico - Elementos de protección.

* Hábitos y costumbres erróneas.

* Instalaciones seguras.

* Cambios de hábitos.

Esta actividad nos permitió tener un contacto directo con los adolescentes, relevar inquietudes, consultas y, además del UREE, dar a conocer las funciones del EPRE.

Dentro del programa de capacitación se estableció como estímulo un concurso para los alumnos que participaran del mismo. Todos los involucrados en la capacitación debían formar grupos de trabajo y presentar un proyecto sobre el tema que pudiera ser implementado dentro de su comunidad educativa.

El premio para el equipo ganador y para el colegio era el financiamiento del proyecto por parte del EPRE y un viaje de estudio para todo el curso recorriendo lugares relacionados con la actividad energética de la provincia, como las centrales hidráulicas, térmicas, la planta de elaboración de agua pesada, etcétera.

El EPRE estableció los lineamientos básicos que debían cumplir los proyectos, los plazos de presentación y fue el encargado de proceder a la evaluación y calificación de los mismos. En esta primera etapa, si bien originalmente estaba prevista la financiación de un solo trabajo, por la calidad de la presentación de algunos proyectos, el directorio del EPRE decidió financiar a los cinco mejores, que fueron ejecutados en los distintos establecimientos.

En una segunda etapa del programa, realizada al año siguiente, 2009, se ensayaron algunos cambios en esta capacitación con el fin de propiciar una mayor participación y darle continuidad dentro de los programas escolares. Esta vez se optó por capacitar a un grupo de docentes, que fueron designados por los directores de los establecimientos secundarios.

Estos docentes se trasladaron a la sede central del EPRE, en Cipolletti, donde recibieron la capacitación y todo el material para que pudieran armar sus clases en los respectivos establecimientos. De esta manera se logró, además de simplificar significativamente la labor del EPRE por la coordinación con cada colegio, el traslado y la logística de implementación que requería el sistema anterior, brindar toda la información a los docentes en forma directa, e incorporar el temario del UREE al programa escolar en una de las materias que se cursan en el anteúltimo año del colegio.

En esta oportunidad, también, una vez que los docentes realizaron la capacitación de los alumnos, el EPRE lanzó el concurso entre los alumnos participantes, como motivador de estudio y profundización del tema. Dicho concurso se hizo con la misma metodología del año anterior, se financió al mejor proyecto, y el curso ganador realizó el viaje de estudio por los lugares de interés energético en el Alto Valle de Río Negro-Neuquén.

3) Capacitación en el sector empresario

En el sector empresario de la provincia se organizaron en una primera instancia jornadas de información y capacitación en la problemática energética en general.

Para ello se firmó un convenio con la Fundación Bariloche, que fue la responsable de brindar las conferencias y los talleres en cinco localidades de la provincia. El temario utilizado en las mismas fue:

* Uso eficiente y/o racional de la energía.

Definición y alcance.

Acciones autónomas e inducidas.

Beneficios en los sectores clave.

Oportunidades en el abastecimiento y consumo de energía.

Barreras y obstáculos.

La necesidad de políticas públicas.

Antecedentes nacionales.

Experiencia internacional.

Listado preliminar de opciones concretas en diferentes sectores.

* La situación energética.

El contexto nacional.

Circunstancias, amenazas y desafíos.

La problemática a nivel regional.

Los sectores y usos críticos.

Las fuentes de mayor importancia.

Necesidades de corto y mediano plazo.

Estas conferencias cumplieron el objetivo de hablar de la problemática energética, explayarse sobre todas las ventajas que podían obtener los empresarios aplicando UREE en sus empresas, e iniciar un primer contacto con el sector empresario. En aquella oportunidad se adelantó que el paso siguiente sería avanzar en acciones puntuales con los agentes interesados en desarrollar políticas de uso racional en su industria.

Finalizadas las conferencias, la Fundación Bariloche elevó al EPRE un informe final con el detalle del contenido de las conferencias dictadas y las conclusiones arribadas. En dicho informe se plasmó su opinión sobre la situación energética de la provincia, se realizaron una serie de propuestas para contribuir a un abastecimiento energético más sustentable, y se identificaron algunos de los sectores productivos que presentan las mayores potencialidades de implementación de UREE.

Si bien los esfuerzos deben plantearse para la totalidad de los sectores, los sectores productivos son los más afectados por una crisis de abastecimiento, por lo tanto es necesario centrar esfuerzos en analizar las potencialidades que presenta cada sector de implementar un UREE y los beneficios que esto le produce. Avalando lo indicado sobre la importancia de este sector, se aprecia que en nuestra provincia aproximadamente el 70% de la demanda corresponde a los grandes usuarios, incluyendo la administración pública y el alumbrado.

Con el objeto de obtener más información sobre la detección de las necesidades y requerimientos de los distintos sectores productivos, se elaboró una encuesta que fue entregada a los grandes usuarios de la provincia con la factura de energía. Del análisis de la respuesta de las encuestas surgieron las necesidades, los requerimientos y se delinearon los distintos sectores productivos según las zonas geográficas en que se divide la provincia:

* Empaques.

* Frigoríficos.

* Industrias.

* Restaurantes.

* Grandes comercios.

* Hoteles.

* Industrias mineras.

* Bancos.

* Dir. Prov. de Agua, sistemas de bombeo.

La idea central de los talleres a implementar era convocar al personal técnico responsable de las industrias, comercios, etc., que posea amplio conocimiento de las instalaciones eléctricas, del equipamiento instalado, etc., y el funcionamiento productivo de la empresa. Y además de estos, a los representantes de cada una de las cámaras que nuclean estos sectores, para que sean ellos mismos quienes manifiesten cómo ven las oportunidades del uso eficiente de la energía y dónde detectan las principales barreras y obstáculos en sus industrias.

Se los capacitaría en:

* La metodología a implementar para lograr sistemáticamente un programa de UREE en la industria.

* Detallar dónde están los potenciales ahorros de energía de cada sector y capacitar a los responsables para que puedan detectarlos y cuantificarlos.

* Establecer el marco general y particular de una política de UREE en el sector.

* Diseñar un plan de acción.

* Dar los lineamientos teóricos para que los responsables puedan fijar objetivos y metas a lograr, que sean cuantificables y verificables.

* Instruir sobre cómo organizar los roles y responsabilidades dentro de la empresa para lograr una mejor eficiencia en el consumo energético.

* Realizar una evaluación integral de los procesos, para analizar la eficiencia energética, con miras al uso eficiente de los recursos de producción.

* Hacer un diagnóstico energético para aprender sobre el proceso que permita identificar las mejoras a implementar.

* Armar un procedimiento de control y monitoreo de los resultados. Dentro del plan de trabajo que se diseñe se deberá mencionar la necesidad de que cada empresa designe un responsable de la ejecución e implementación de la campaña de UREE. Este sujeto será el que pueda evaluar los resultados obtenidos y corregirlos en el transcurso de la misma si no cumplieran con los objetivos previstos.

De todos los sectores productivos detectados, a la fecha sólo se pudo concretar el taller para los empresarios y técnicos operadores de las industrias frigoríficas de la provincia. Quedando pendiente la realización del taller en el resto de los sectores productivos.

En este taller se trabajó en conjunto con la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén y con la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados, lo cual permitió integrar no sólo a los empresarios en forma directa sino también a los responsables de las distintas cámaras y organizaciones que trabajan con este sector, por lo que el efecto multiplicador de conocimientos fue relevante. Se tuvo una concurrencia importante del sector y la capacitación brindada por especialistas del tema cumplió con todos los objetivos propuestos.

Lamentablemente, aun teniendo el programa previsto y elaborado para continuarlo, y de esa manera llegar al resto de los sectores productivos, durante el año 2011 no se le dio continuidad. Esperamos retomar las actividades en el año 2012.

Aún queda mucho por hacer, el trabajo en las escuelas públicas de la provincia está planteado, se le dio continuidad por parte de los docentes. No obstante resulta absolutamente necesario realizar por parte del Ente un trabajo de seguimiento, de vinculación, de intercambio con los directivos, docentes y alumnos de los distintos establecimientos educativos en forma permanente.

En cuanto al sector productivo, como se dijo, se tienen los lineamientos de los talleres específicos, falta su implementación, contactar a los especialistas en cada tema y llevar a cabo la organización de los mismos.

Por otra parte, un sector importante de la sociedad, la administración pública, no se ha enfocado a la fecha. Si bien está plasmado dentro del diseño general de la campaña trabajar con este sector en forma puntual, aún no se han encontrado los mecanismos adecuados para llevar a cabo esto. Los motivos son variados y en su mayoría de índole política. Estas instituciones presentan características muy particulares que deben ser abordadas de manera especial para lograr una capacitación a todos los agentes involucrados en estas instituciones de manera que dé frutos. Aquí es fundamental realizar una modificación en el uso de la energía en estas instituciones, donde los agentes involucrados no tienen un perjuicio directo por los montos de la factura de energía que abonan, ni tampoco toman decisiones en cuanto al equipamiento eléctrico instalado. Por otra parte, esas instituciones, por el rol que ocupan en la sociedad, deben dar el ejemplo de eficiencia y uso racional.

A pesar de todo lo que falta, considero que el camino construido fue importante, la metodología implementada con respecto a la difusión fue un éxito, se logró instalar el tema en las escuelas, en las oficinas públicas y en el sector empresario. Se deberá dar continuidad al plan elaborado teniendo en cuenta que la eficiencia energética es una actividad continua en el tiempo.

<
>


DESCARGAR - VER
Nº 35: Córdoba


DESCARGAR - VER
Nº 34: Control Social


DESCARGAR - VER
Nº 33: Educación Superior


DESCARGAR - VER
Nº 32: Género


DESCARGAR - VER
Nº 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
Nº 30: Justicia


DESCARGAR - VER
Nº 29: Desafíos culturales


DESCARGAR - VER
Nº 28: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 27: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 26: Nº 26


DESCARGAR - VER
Nº 25: pueblos indígenas


DESCARGAR - VER
Nº 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
Nº 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
Nº 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
Nº 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
Nº 20: AGUA


DESCARGAR - VER
Nº 19: Integración Regional


DESCARGAR - VER
Nº 18: Estado II


DESCARGAR - VER
Nº 17: Estado I


DESCARGAR - VER
Nº 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
Nº 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
Nº 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
Nº 12: Agroganadería


DESCARGAR - VER
Nº 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
Nº 10: Energía


DESCARGAR - VER
Nº 9: Transporte


DESCARGAR - VER
Nº 8: Ciencia y tecnología


DESCARGAR - VER
Nº 7: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
Nº 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
Nº 3: Educación


DESCARGAR - VER
Nº 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
Nº 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix Nº 10
Ultimatum a la tierra

Energía

Artículos de este número

Ignacio Sabbatella y Esteban Serrani
A 20 años de la privatización de YPF. Balance y perspectivas
Mariano A. Barrera
La diversificación de la matriz energética, un debate pendiente
Fernanda Sacks
Combustibles líquidos en la Argentina. Situación del mercado de naftas y gasoil
Ariel Carignano
¿Qué es el gas no convencional? Aspectos técnicos básicos y desarrollo en la Argentina
Mariana Matranga y Martín Gutman
Gas y petróleo no convencional: perspectivas y desafíos para su desarrollo en la Argentina
María del Carmen Rubio
UREE: Campaña de Uso Racional de la Energía Eléctrica implementada en la provincia de Río Negro
Sergio Cabezas - Patricia Laria - Verónica Rama - Joaquín Rodríguez
Aerogeneradores: un posible distrito industrial en el norte de la Patagonia
Alejandro A. Palavecino. Carlos V. M. Labriola
Central Eléctrica Escuela en la Universidad Nacional del Comahue.
Ángela Inés Cadena, Ricardo Delgado y Mónica Espinosa
Prospectiva tecnológica: ¿en qué y cómo puede afectar la demanda mundial de energía?
Alfonso José Mateo Ruiz
El costo de capital en la industria de la generación eléctrica
Sergio Botero Botero
Análisis de los costos de capital (o inversión) en la generación de energía y su impacto en los mercados eléctricos de América latina
Jodival Mauricio da Costa
¿De qué energía sustentable están hablando? Eucalipto y producción de carbón vegetal en Carajás, Amazonia, Brasil
Leonidas Osvaldo Girardin
El Mecanismo para un Desarrollo Limpio en América latina
Fabio Emiro Sierra Vargas. Carlos Alberto Guerrero Fajardo.
Bonos de carbono y programa de eficiencia energética en Colombia
Carlos Garibotti
Sostenibilidad y energía en ambientes urbanos
Roberto Kozulj
Energía y pobreza: un análisis de nexos complejos

Newsletter